Cultura

107 Faunos en Chile: “Llegar a la fama desde el living de tu casa no nos parece nada cool”

12 abril, 2019


107 Faunos es una de esas bandas que con solo un par de canciones consigue meterse en tu recuerdo fácilmente, para bien o para mal, siempre termina colgándose en alguno de tus rincones. Con su último disco, Madura el dulce fruto (2018), esta sensación de interpelación a esa intimidad se amplifica profundamente entre arranques coléricos y melodías adorables.

A pocos días de sus presentaciones en nuestro país -en Santiago, Concepción y Valparaíso-, conversamos con ‘El Gato’, Javier Sisti Ripoll, guitarrista y vocalista de este grupo que con más de diez años de historia, ha sido pieza fundamental en la construcción de un sonido, una escena y una forma de hacer música desde esta parte del mundo.

—¿Cómo enfrentan, en general, los regresos, las vueltas? Lo digo porque vuelven a girar en promoción de un nuevo disco y además, regresan a nuestro país.

Estamos muy felices por las dos cosas. Primero porque después de cuatro años complicados grabamos dos discos, Madura el dulce fruto y otro próximo a salir. A causa de eso también se justifica el regreso a muchos escenarios que teníamos postergado desde hace años. Estar otra vez en movimiento es lo mejor. Es la cosa más excitante del mundo.

—Imagino que cada canción, cada disco que crean les significa un ánimo en particular. ¿Cuál es la sensación que les dejó el trabajo y el resultado de Madura el dulce fruto?

Es una sensación que no teníamos desde Creo que te amo, nuestro segundo disco. Volver a construir colectivamente de una manera lúdica e independiente. Trabajar las canciones por nuestra cuenta y en confianza. Y el resultado es acorde a esa sensación un disco más fresco y espontáneo pero a la vez con un nivel de detalle y creatividad que nos dejó conforme a todes.

—Me pasó con este último disco que lo encuentro bello en sus perfectas tensiones, en sus equilibrios (lo compositivo y la parte de la producción, las emociones coléricas con las emociones templadas, la cabeza y el corazón). ¿Intencionan este resultado? ¿Son estrategas a la hora de tomar las decisiones para conseguir un disco como el que lograron?

Desde que empezamos a ensayar y empiezan a salir las primeras canciones empezamos a buscar el diálogo entre las mismas. Encontramos las tensiones, las similitudes, los climas; le vamos encontrando el significado a todo. De una manera casi inconsciente, no creo que sea estratégica sino más bien táctica, vamos buscando la unidad de álbum en canciones que priori no parecían tener cohesión entre ellas.

—¿Conocen a sus audiencias? ¿Saben de algún modo lo que sus seguidoras y seguidores esperan de su trabajo?

Tenemos una idea de cómo son nuestros seguidores, y la verdad es que es una peña bastante heterodoxa. Y cómo nuestras canciones abarcan un espectro sonoro bastante amplio, tenemos fe de que de alguna manera cada persona va a encontrar su canción. Igual hay una esencia en el concepto de la banda que por ahora sigue inmutable y eso es lo que más valoran nuestros seguidores.

—Hablemos un poco de la región y sus climas sociales ¿Cómo observan lo que sucede con nuestros países latinoamericanos, con sus gobernantes, con esa sensación de malestar que ronda un poco en el ambiente?

Latinoamérica a nivel político está pasando una tormenta calamitosa. Hubo un retroceso de los gobiernos populares y un auge de la derecha que es preocupante, pero sin embargo siempre hay esperanza. Nosotros venimos de una cultura de militancia, por nuestras ocupaciones, por la cultura de nuestra ciudad, por la manera de hacer las cosas de nuestra banda, y creemos en un mundo más libre y más justo. Además en cierto sentido creemos en esa incomprobable teoría de que cuanto más áspero es el clima social más interesantes son los movimientos artísticos.

—¿Qué impresión les dejan las maneras de desarrollar un proyecto musical o creativo en los tiempos que corren? ¿Es desolador? ¿Esperanzador? ¿Ninguna de las anteriores?

Empezar un proyecto artístico de cualquier índole es vigorizante. Como decía recién, la adversidad retempla, es un incentivo doble. La escasez de dinero puede ser un escollo pero con la tecnología que contamos ahora es mucho más fácil que antes. Y no es la primera crisis que vivimos, empezamos nuestros proyectos pioneros de muy chiques y en un momento peor que este.

—¿Cómo ven los cambios de la “industria musical” reinante, desde que empezaron hace ya más de 10 años y lo que sucede actualmente?

El mundo cambió demasiado estos últimos años y las industrias culturales quizá son lo que más cambió, y con ellas toda nuestra percepción del mundo. Nosotres nacimos con un pie en cada época y podríamos hablar horas de los cambios en la industria de la música. En síntesis todo confluye en un universo, que en sintonía con la retirada del estado de bienestar y la flexibilización del empleo, el músico puede autogestionarse y llegar sus seguidores con menos intermediarios, pero esa autogestión en alguna instancia termina abonando el clima de alienación y ultra individualismo que configuraron los grandes capitales. En cierto sentido el concepto de que somos freelance y somos dueños de nuestro lugar y nuestro tiempo, lo único que hace es precarizar nuestra economía y fortalecer corporaciones invisibles. Digamos, llegar a la fama desde el living de tu casa no nos parece nada cool.

—Y ahora una pregunta recurrente. ¿Están al tanto de lo que sucede en la escena musical chilena? ¿tienen algún o alguna favorita?

En general hay un intercambio fluido con bandas de Chile. Nuestra favorita es Protistas, nos encanta Javiera Mena. De las más jóvenes nos gustan Niños del Cerro, Dolorio y los Tunantes, Estadios Vacíos, Chico Bestia. En propuestas más pop me gusta Marineros. Y en un plan indie punk más clásico, Domingo Sie7e.

—Por último -y también con una pregunta recurrente- ¿Qué podemos esperar de 107 Faunos en sus presentaciones en nuestro país?

Conciertos con mucha intensidad, con mucho volumen, con una dosis de caos e alta interacción con el público, y, modestia aparte, con grandes canciones. Saludos a todo Chile.

Las coordenadas de 107 Faunos en Chile, son las siguientes:

17 de abril – Bar Loreto, Santiago

18 de abril – Casa de Salud, Concepción

19 de abril – Bar La Playa, Valparaíso

20 de abril – Santiago, Festival ‘Levantando Polvo’

Por último, este domingo 14 de abril en el corazón del Barrio Huemul -muy cerquita de Franklin-, se anunciará la programación del festival ‘Levantando Polvo’ junto a la proyección del documental de los Faunos, ‘Creo que te amo’. Para más información visita el siguiente link.

12 abril, 2019

Más actualidad