Cultura

Frank’s White Canvas: “El rock no está muerto”

29 marzo, 2019


Francisca Torés en la batería y Karin Aguilera en voz y guitarra eléctrica abrirán la versión 2019 de Lollapalooza Chile. Y parece una buena decisión, porque el dúo desde el inicio de su carrera en el 2014, se ha caracterizado por presentar shows redondos y de calidad, sin importar el formato o la técnica con la que cuenten en ese momento. Bajo esta premisa, entonces, provoca aún más curiosidad saber qué tienen planeado para el día viernes. “La oportunidad que nos dio la producción de Lollapalooza es un tremendo espacio para desarrollar algo que nos veníamos imaginando hace mucho tiempo. Y llevamos, yo creo que dos o tres meses trabajando en el show para hacer una versión 2.0 de lo que veníamos haciendo, con las herramientas técnicas como iluminación, visuales y sonido, y de espacio también que te da un escenario tan grande. Sin duda lo vamos a aprovechar al máximo, tenemos hartas sorpresas”.

Durante el 2018, Francisca y Karin se embarcaron varias veces en aviones. Viajaron hasta Los Ángeles, California y luego España, luego de participar en el concurso Mad Cool Talent, que las llevó a la sala Clamores de Madrid para tocar, por haber sido seleccionadas con la más alta votación popular. Y luego, por supuesto, ser parte del cartel del Mad Cool. “Siempre tenemos mucho en la cabeza este desafío de lograr conectar con las personas que estén ahí. En los distintos escenarios que nos hemos presentado, la preparación siempre ha sido la misma. Recordar por qué hacemos eso e intentar conectar con la gente. Entonces, esa experiencia que hemos tenido en otros escenarios, en donde realmente nos conoce, nuestra motivación siempre es hacer el mejor show posible”, explica Karin. Por otro lado, Francisca cree, después de haber viajado el año pasado que “lo que más aprendimos es que independientemente de la cultura, del idioma, la gente siente lo mismo. Y que nos podemos relacionar de una forma muy cercana. De hecho, fue sorpresivo que tanto en Madrid como en Estados Unidos, la respuesta de la gente era muy parecida a lo que pasa acá en Chile, entonces, es muy bonito que sea tan universal el lenguaje de la música”.

Lee también  Hoy en Qué Es Qué: Desenmascarando a Michael Jackson

En esta última década no se han escatimado esfuerzos, oxígeno, tinta y píxeles para hablar sobre una crisis del rock, sobre la falta de referentes y el surgimiento de una misión: buscar al salvador del rock. Y resulta, por lo bajo irónico, que esta búsqueda incansable se está realizando justo en el momento en que el género ha mutado y ha multiplicado experiencias y discursos. En un momento en que existen proyectos como St. Vincent, Courtney Barnett y más, muchas más.

“Yo no creo… el rock no está muerto, no entiendo que se diga eso, me gusta mucho que las cosas vayan evolucionando y lo que está sucediendo ahora evidentemente es distinto a lo que sucedía en los ochenta y capaz están buscando que eso vuelva. Me gusta mucho que se esté refrescando todo. Creo que eso de que tiene que venir un referente a salvar el rock, quizás tiene que ver con ese deseo de que vuelva otra época, que vuelva el típico rockero de ‘sexo, drogas y rock & roll’, pero en realidad, está lleno de referentes que están evolucionando, estamos casi en el 2020 ya y estamos pasando a otra época. Hay que buscar cosas nuevas”, explica Francisca.

“Siento que hay una sensación de un grupo importante de gente que se siente muy desafiada por estas mujeres haciendo rock. Que casi quieren que desaparezcamos, una lo observa hacia otras mujeres y lo sentimos también, pero yo siento que eso es más rock aún. Estamos rompiendo todas algo que a ese grupo de personas les molesta mucho y creo que eso es una responsabilidad nuestra, como artistas, generar esa incomodidad. Nos alegra, en parte, aunque sigue siendo molesto, que haya un grupo importante de gente que siente que estamos en su territorio y no entienden qué hacemos ahí. Pero creemos que es parte del cambio y esa incomodidad para mí es muy necesaria”, indica Karin.

Lee también  Así suena el disco en vivo de Camila Moreno

Después de su paso por Lollapalooza el dúo se va a Londres, a preparar su primer disco en largo, junto al productor Dimitri Tikovoi, a cargo de trabajos de grupos como Editors, The Raveonettes y Meds de Placebo, uno de los álbumes favoritos de Francisca y Karin.

“Nosotras teníamos la idea de hacer un disco porque tenemos solo dos EPs. Queríamos hacer una obra más completa y lo teníamos en la cabeza hace mucho tiempo. Dimitri produjo el Meds, así que le escribimos para saber si nos contestaba. Nos dijo que le había gustado harto la banda, enloquecimos y decidimos hacer este disco allá. Hemos estado componiendo estos tres meses. Tenemos varias maquetas para llevar y enfrentar ese desafío. Nunca hemos tenido esta experiencia y estamos buscando que alguien nos empuje”, explica Karin.

“El hecho de estar tan desconectadas de la casa, de la comunidad, de la familia, del teléfono. O sea, nuestra zona horaria va a ser de siete horas más que en Chile, entonces, vamos a estar en otro mundo y creo que eso va a aportar muchísimo. Y por supuesto, todo lo que estemos viendo y aprendiendo culturalmente, también va a sumar, nos va a abrir la cabeza y nos va a hacer concentrarnos mucho en el mes y medio que vamos a estar allá”, dice Fran.

29 marzo, 2019

Más actualidad

Entrevistas

Macarena, la mujer con baja percepción visual que recorre las marchas con agua de laurel

28 noviembre, 2019

Entrevistas

El mundo de la cultura reflexiona sobre el Acuerdo por la paz social y la nueva Constitución 

26 noviembre, 2019

Entrevistas

“Somos un gran Caballo de Troya”: Testimonios desde la primera línea a un mes de las movilizaciones en Chile

19 noviembre, 2019

RECOMENDADOS

Fernando Lasalvia recomienda: Chernobyl

RECOMENDADOS

Francisco Martorell recomienda: Hambruna roja

RECOMENDADOS

Mirko Macari recomienda: 21 lecciones para el siglo XXI