Cultura

Las artes locales en 63 segundos: Voces opinan sobre los desafíos en cultura tras la Cuenta Pública

7 junio, 2019


El pasado 1 de junio y en un formato distinto al que se suele usar, el presidente Sebastián Piñera dirigió su segunda Cuenta Pública en este nuevo periodo de Gobierno y a pesar de lo novedoso del horario y del día en que se desarrolló hubo un aspecto en su rendición que parecía replicar lo propuesto en años anteriores e incluso, acercarse más a la despreocupación que a la evidencia de una voluntad de cambio.

La Cuenta Pública tuvo una extensión de 2 horas y 4 minutos, y el presidente solo destinó 63 segundos al tema de las Artes, la Cultura y el Patrimonio. Quizá el asunto del tiempo no califique como medida para evaluar la sustancia del mensaje; Víctor Jara afirmaba la eternidad de la vida en solo cinco minutos, Cerati dijo que en los primeros tres minutos se hizo el universo y se escribió la historia, así tal vez sea mejor apuntar a algunas de esas ideas que enunció el mandatario en ese minuto y fracción.

Piñera habló de generalidades en cuanto a las políticas y acciones relacionadas con el ámbito de la cultura. Indicó que se avanza en frentes como la mejora de la infraestructura refiriéndose al fortalecimiento de las redes de centros culturales, la sistematización de la información cultural a través del sitio web Elige Vivir Cultura, la modernización de la Ley de Monumentos Nacionales a través del proyecto de Ley de Patrimonio Cultural en que se moderniza la figura de patrimonio integrando la naturaleza inmaterial que esta posee y ya. Aquí terminaron los 63 segundos de exposición.

Los comentarios en redes sociales aparecieron inmediatamente, llenos de críticas frente al discurso del presidente discutiendo tanto su extensión como la vaguedad de su contenido. Acá algunos ejemplos:

Voces desde las Artes sobre el mensaje presidencial

Frente a este escenario, quisimos conocer algunos juicios de artistas y personas vinculadas al área de la industria creativa local tras lo expuesto en esta Cuenta Pública y ahondar, además, en cómo evalúan la realidad actual del quehacer artístico en nuestro país.

Pascuala Ilabaca como música porteña con 15 años de carrera y un tránsito desde la academia hasta la dimensión de naturaleza popular, desarrolla un trabajo en donde brilla el rescate del acervo cultural nacional e internacional cruzado de nuevas sonoridades. Ilabaca es drástica al comentar lo planteado por el presidente y aseguró que cree en que en que su discurso evidencia la nula gestión en los ámbitos de cultura y patrimonio que ha habido en este gobierno, “porque en el fondo al hablar de un proyecto de ley sabiendo cuánto se demoran estos proyectos en ser aprobados acá en Chile es hablar sobre uno que nadie todavía ha visto acerca del patrimonio, porque se hace en términos que ya son muy anticuados”. Ilabaca pone como ejemplo la ciudad de Valparaíso, que en 2003 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y cuya relevancia radica precisamente en su riqueza inmaterial por tanto, el anuncio del Gobierno llega con años de retraso y más encima, en un periodo inicial al ser simplemente una idea de proyecto de ley.

Otro tema que adeuda esta administración según la artista es el relacionado con la reflexión crítica de las políticas de Fondos Concursables. “Ahora acaban de salir publicadas las bases de los fondos para el 2020 y en general los recursos son los mismos. Por ejemplo, el Fondo de Música y Discapacidad que es súper importante hoy en día entendiendo la necesidad de inclusión. Se han mantenido con el mismo presupuesto desde hace cinco años y no ha subido nada”. Pascuala además aborda el cuestionamiento de “porqué los artistas nacionales tienen que competir para obtener un derecho, argumentando que “en el fondo todos los artistas nacionales también estamos pagando impuestos. Las industrias creativas aportan en impuestos a Chile una cifra no menor, más que la pesca, por lo tanto existe todo un tema en relación al aporte que hace la industria cultural con todos estos mega festivales nuevos y lo que luego se devuelve a través de los fondos concursables siendo lo mismo, lo que nos obliga a competir y no colaborar entre artistas”.

Javier Chamas

Para el músico y -según sus propias palabras- técnico de la cultura, Javier Chamas, integrante histórico del grupo La Rue Morgue, primer Secretario Ejecutivo del Fondo de la Música en la administración de José Weinstein en 2004 y director de Administración y Finanzas en Corpartes, “la cultura en Chile, históricamente, siempre ha ocupado un lugar relegado a una suerte de “segunda división” en cuanto a la formulación de políticas públicas, gobierno y discursos y esta no es la excepción. Se acuerdan de ella cuando es necesitada para ganar votos. Luego, vuelve a su lugar. ¿Cómo no?, hay asuntos mucho más relevantes para ciudadanía en general como lo son la niñez, la educación, empleo, seguridad, pensiones y un largo etcétera”. Para Chamas, esto “no es un asunto que le preocupe a la ciudadanía. Solo le preocupa a los artistas y gestores. Es un sector muy ensimismado”.

Por su parte, el actor, docente, dramaturgo, director teatral y desde 2017 presidente del Sindicato de Actores y Actrices de Chile, Sidarte, Ignacio Achurra, señala que tanto en lo personal como desde la presidencia de Sidarte, parece que lo anunciado es absolutamente insuficiente. “En términos cuantitativos fue solo un minuto lo que se refirió, además solo con anuncios ya hechos como las cuestiones relativas a patrimonio, pero sin un abordaje complejo, sistemático y que dé cuenta de las necesidades y de las precariedades que vive nuestro sector”.

Achurra comentó que efectivamente hay un esfuerzo desde el Ministerio de las Culturas por hacer cuestiones que ayuden al desarrollo del fomento de las Artes y manifestó estar en un proceso clave de instalación de la nueva institucionalidad. “Creo que la Ministra junto al subsecretario Silva han hecho un esfuerzo en esa dirección pero aquí no hace falta solo gestión y creo que el problema de la cultura en Chile es un problema de institucionalidad sin duda y en eso la aprobación de la Ley de Artes Escénicas son cuestiones fundamentales, pero además tiene que haber un aporte y un aumento sustantivo en el ámbito presupuestario. Chile destina aproximadamente un 0,4% del gasto público al sector cultura cuando con los países que tanto nos gusta compararnos de la OCDE o lo que sugiere la propia UNESCO es de un 2%”.

Pascuala Ilabaca

Voces desde las artes sobre el panorama creativo y sus desafíos

Quién mejor que ella y ellos a la hora de proponer una lectura sobre el momento que vive actualmente la industria creativa nacional, sus propuestas, formas de organización y desafíos a trazar como trabajadores de la cultura.

Ilabaca es clara al señalar que Chile está en un muy buen momento, «se han publicado discos excelentes y el paso que falta ahora como compañeras y compañeros músicos es justamente el cooperativismo”. Desde la evidencia empírica comparte su experiencia en la formación de la primera cooperativa de trabajo de músicos, asesorados por Julieta Brodsky, socióloga que ha investigado las formas de las cooperativas como una buena solución a la vulnerabilidad en el mundo de los artistas chilenos, todo esto “aún sabiendo que falta mucho de responsabilidad política por parte de los propios músicos”.

Chamas en cambio precisa que ante los desafíos que impone la realidad actual, es necesario buscar mecanismos para que en cada área de interés (niñez, educación, empleo, seguridad, adulto mayor) se incentive la creatividad, reflexión “y con eso convertirlo en un asunto transversal que irradie a todos los sectores a través de nuevas ideas e innovación y en definitiva, se contribuya a mejorar el desarrollo humano de este país”.

Finalmente, Achurra asegura que se vive un gran momento con lo que está pasando en lo audiovisual, en el cine, en el teatro con una gran cantidad de compañías jóvenes y consagradas que están girando y presentándose en los festivales más importantes del mundo. “Este país tiene un potencial enorme, tiene un altísimo nivel de creadores en todas las áreas y gremios. Si hubiera una decisión y una voluntad real de parte del país, de los gobiernos, del Estado de hacer la inyección de recursos, de una institucionalidad que permita convertirnos en una potencia de exportación de productos culturales, sin duda que lo lograríamos en poco tiempo, porque capacidad y talento hay mucho”.

Ignacio Achurra

Basta con un minuto (y lo que se dice ahí)

Resulta difícil no sorprenderse en la variable de la brevedad del mensaje alusivo al tema de la Cultura y las Artes ofrecido por el presidente la noche del 1 de junio en el Congreso Nacional. Es inevitable traducir ese minuto y tres segundos de discurso en una analogía perfecta sobre cuán importante es para la oficialidad un aspecto tan imprescindible a la hora de pensar y dirigir un país.

Ojalá suceda que este montón de segundos sean capaces en el futuro de contener las voluntades necesarias y el reconocimiento justo al trabajo de todas y todos quienes desarrollan las Artes y la Cultura local.

7 junio, 2019

Más actualidad