Deportes

Zulia FC, brillando pese a Maracaibo

15 agosto, 2019


Sobre el final de mayo de este año, el Zulia Fútbol Club se hizo conocido en nuestro país luego de venir a Chile y eliminar a Palestino –de buen rendimiento a nivel internacional– de la Copa Sudamericana en el Estadio Nacional.

Antes de eso, el elenco negriazul había eliminado en primera ronda a Nacional de Potosí, recurriendo a los penales. En general, una historia internacional para nada destacada, pero que este año vive un boom.

Luego de dar cuenta de bolivianos y chilenos, el Zulia eliminó a Sporting Cristal, clasificó a cuartos de final y -en el partido de ida- venció por 1-0 a Colón de Santa Fe, su rival de este jueves, en el partido de revancha a jugarse en Argentina.

El elenco está a 90 minutos de instalarse en la semifinal de la Sudamericana a pesar de la zona en la que se encuentra: Maracaibo.

En el estado de Zulia, Maracaibo es la capital, una de las ciudades más afectadas por la crisis social, política y económica que vive Venezuela.

Hace 10 años comenzó la pesadilla. Por racionamiento, la población empezó a tener reducción de luz por un lapso de dos horas. Esto fue intensificándose con los años y, particularmente, desde mediados de 2018. En la actualidad, en Maracaibo, sus ciudadanos solo cuentan con 12 horas de luz al día, los cuales se dividen en dos horarios de seis horas cada una.

En una ciudad que tiene picos de 38, 39 o 40 grados de temperatura, el sistema eléctrico fue siempre algo fundamental, pero desde hace un tiempo, desde que los recursos comenzaron a escasear, se dejó de lado el mantenimiento, no solo de dicho sistema, sino también del suministro de agua y gas.

“La situación que se vive en la ciudad sin duda ha afectado a los jugadores del equipo, que muchas veces han entrenado sin luz y, una vez terminado el entrenamiento, no han tenido dónde ducharse”, afirma el periodista Javier Parra.

Lee también  Otro desastre internacional: Palestino también quedó fuera de la Sudamericana

Los problemas con el suministro eléctrico han provocado que buena parte de las empresas para las que era imprescindible tener una planta que les entregara energía, cerraran o buscaran otros horizontes. Por lo mismo, la industria gastronómica y las distribuidoras de alimentos no son muy variadas.

“Esto repercute directamente en la plantilla del Zulia, que te aseguro no cuenta con la mejor alimentación o, mejor dicho, con la dieta que debe seguir un futbolista profesional”, destaca la periodista Mariangel Ferrebú.

Ferrebú también agrega que “los jugadores comentan que no están trabajando en el mejor ambiente, que cuando concentran –si es que lo hacen– es difícil descansar, que en muchas ocasiones ni en un hotel cuentan con agua o luz y que ya viven en un constante estrés”.

Eso sí, el Zulia es –de momento– uno de los pocos equipos del fútbol venezolano que no pasa por graves problemas económicos y que suele tener sus pagos al día. En la dirigencia se cuidan. Entienden los problemas que pasa la sociedad y, por lo mismo, cualquier gasto extra, se trata de evitar. Por ejemplo, cuando fueron a Lima a enfrentar al Sporting Cristal y prefirieron entrenar en el jardín del hotel en vez de ir al complejo que le pudo facilitar Universitario o Alianza Lima.

Lo político-social tampoco está ajeno. Precisamente esa eliminatoria entre Zulia y Sporting Cristal tuvo más protagonistas: Los consulados. Primero fue el elenco peruano el que tuvo que agilizar las visas para que su delegación pudiera viajar a Venezuela y, luego, el elenco petrolero –mediante sus redes sociales– hizo un llamado a las autoridades del Perú para maximizar esfuerzos en el mismo trámite. Dicho cruce estuvo en entredicho en ambos partidos.

Lee también  Dónde ver en vivo Colo Colo v/s Universidad de Concepción: Hora, entradas, TV y streaming

Antes, a Palestino le pasó algo similar: No encontraban la forma de llegar dentro de los plazos a Venezuela. Luego de sortear dicho inconveniente y de alegar públicamente de que no se puede disputar un partido de futbol en dichas condiciones, el cuadro árabe llegó tras más de 24 horas de vuelo.

Ya en Maracaibo, para todos los equipos es un tema el ítem traslados. El arriendo de buses es caro. En general, la locomoción es cara en esa ciudad. Por seguridad, el Zulia siempre viaja con una extensa escolta policial. Sus rivales también. Y siempre hay molestia. Por los traslados y por los costos de todo.

¿Por qué tan costoso es trasladarse? Por el alto valor de la bencina. Filas interminables para llenar botellas con combustible y poca locomoción pública son dos aspectos a tener en cuenta.

Lo cierto es que no siempre el costo de la bencina fue alto. Maracaibo es una ciudad petrolera y muchos alegan que militares y políticos en altos cargos aún consiguen el combustible prácticamente a precio costo. ¿Corrupción? No son pocos los que creen esto, sobre todo considerando que hay un buen número de venezolanos que logra pasar la frontera hacia Colombia para vender más cara esa poca bencina que se consigue a bajo precio.

Y así, en una ciudad que cuenta con 12 horas de luz al día, en la que el agua y el gas también están restringidos tanto como el alimento, el Zulia FC se sobrepone a todas coyunturas humanitarias y profesionales. Este jueves, ante Colón, se juegan otra final en la que no están en igualdad de condiciones, pues -para variar- tuvieron un viaje no exento de complicaciones y demoraron 40 horas en llegar a Santa Fe.

15 agosto, 2019

Más actualidad