Entrevista

Manuel Antonio Garretón: “Cuando Kast dice que cree en la democracia está mintiendo”

14 junio, 2019


El Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales (2007), Manuel Antonio Garretón, dice que José Antonio Kast dañaría a la sociedad chilena y su convivencia a raíz de la polarización extrema que surgiría, lo que daría pie a salidas autoritarias, como un golpe de Estado. Garretón no descarta que este sea el fin último de Kast.

Manuel Antonio Garretón, parte por aclarar que no ve gran futuro a la candidatura presidencial de José Antonio Kast, más allá de la ampliación de su espectro de votantes entre pinochetistas e integrantes de la UDI.

Entre las propuestas de Kast, que ya inició su campaña presidencial, destaca la derogación del la Ley de Aborto en Tres Causales, toque de queda para menores de edad, mayores atribuciones a las FF.AA en la Región de La Araucanía, oposición al matrimonio homosexual y tenencia de armas para civiles.

“En el caso muy poco probable de que llegara a la presidencia, me parecería muy difícil que se logren aprobar los proyectos que él plantea.  Porque significaría una fuerte polarización de la sociedad y gran cantidad de movilizaciones en contra de esos proyectos. Lo que le dejaría dos alternativas: actuar de manera autoritaria y reprimir o  simplemente no cumplir con su programa de gobierno y quedar sin discurso”, dice Garretón, quien es sociólogo de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Doctor en Sciences Sociales de École des Hautes Études  de París.

Según Garretón, Kast no podría, por ejemplo, derogar la Ley de Aborto en Tres Causales. “Y si, por otra parte, empezara a gobernar a través de decretos presidenciales, quedaría al borde de la institucionalidad y eso legitimaría las protestas y generaría una gran inestabilidad social”, explica.

El sociólogo dice que el futuro democrático de Chile se vería en riesgo en un eventual gobierno de Kast. “No solo porque lograra a aprobar sus leyes anti democráticas, sino por el solo hecho de que las planteara», asegura.

“Creo que es alguien que dañaría mucho a la sociedad chilena y su convivencia, volvería el clima de extrema polarización y mi impresión es que eso genera posibilidades de salidas autoritarias. Quizá es esto precisamente lo que quiere promover para poder dar un golpe autoritario”, enfatiza Garretón.

“Entendamos que Kast no es un demócrata”, subraya el sociólogo. “Hace unos días escuché en televisión que lo defendían como el gran portador de las ideas de Jaime Guzmán y él tampoco era un demócrata. Nada justifica el asesinato, pero está claro que no era un demócrata y luchó para imponer una dictadura que si fuera por él, hubiera continuado para siempre. Creo que en ese sentido Kast también es un nostálgico de la Constitución del 80, sin ninguna de las modificaciones posteriores que se hicieron”, detalla.

  • Dentro de los estatutos del partido de Kast, uno de ellos dice que consideran el bien y la verdad como realidades objetivas. ¿Cómo analiza esta parte de su discurso?

“Bueno, si él plantea que son realidades objetivas, entonces alguien tiene que establecer qué es el bien y la verdad. Porque todos podrían decir que piensan cosas distintas, entonces al definirlas como objetivas en el fondo se acerca a la antigua visión de monarquía de derecho divino, que era el régimen que buscaba Jaime Guzmán. Como ya no existía la monarquía, para él la dictadura encarnaba a Dios porque toda autoridad emana de Dios. En ese sentido, el sumo sacerdote o el que interpreta a Dios es la autoridad. Y como la autoridad en algún momento puede ser cuestionada respecto a su juicio de la verdad objetiva, entonces se impone por la fuerza”.

  • ¿Esto tiene relación directa con que su partido se declara creyente en Dios en base a la tradición cristiana occidental?

“Sí y un partido confesional es peligroso porque en el fondo buscan la unión de iglesia y Estado. No entienden que la política es un espacio secularizado en el cual no es una cuestión de fe y ellos se enfocan en proclamar una verdad. Es muy coherente que diga que la verdad es un hecho objetivo porque así él es el se posiciona como portador de la verdad objetiva. Patria y fe han sido los típicos elementos fundantes de los partidos más tradicionalistas y conservadores. La idea de que la nación encarna de algún modo la fe cristiana, son dos valores que están unidos y son los que le dan el componente autoritario”.

Garretón es enfático al decir que dentro de una democracia no se puede proclamar una verdad absoluta. “Cuando Kast dice que cree en la democracia está mintiendo, está engañando a las personas”, asegura. “Es alguien que no tiene ninguna sensibilidad ni principios propiamente democráticos. En la medida que hay una verdad que es objetiva y se debe imponer, la ciudadanía teóricamente no puede discutir esa verdad y la democracia consiste en debatir, intentar llegar a acuerdos y votar”, explica el sociólogo.

  • Kast quiere aumentar las atribuciones de las FF.AA en La Araucanía. ¿Qué opina de esta propuesta?

“¿Por qué debería hacerlo? ¿No son chilenos los que están allá? ¿O son una clase inferior? Además, es no reconocer una cuestión fundamental que es su autonomía, lo que deben tener de forma constitucional los pueblos indígenas. Tenemos que llegar necesariamente al Estado Plurinacional. La verdadera patria chilena está compuesta por distintas naciones y una de ellas es la nación Mapuche”.

  • ¿Y una ley de tenencia de armas para civiles?

“No va a pasar una ley sobre tenencia de armas porque él no va a llegar al gobierno. Y en el caso muy difícil de que se planteara, en el parlamento sería muy difícil que se aprobara. No está en la tradición chilena y mi impresión es que su propio sector dudaría en aprobar una ley así, porque pensarían en que también facilitaría que la izquierda y otros sectores políticos se puedan armar”.

Para Garretón, José Antonio Kast es un político autoritario de extrema derecha, sin más discusiones. “Alguien que alaba a Bolsonaro es de extrema derecha, ¿para qué jugar con los términos?. La UDI está más a su centro que a su derecho, por lo tanto es de extrema derecha, no hay más”, enfatiza.

14 junio, 2019

Más actualidad