Entrevista

“Somos un gran Caballo de Troya”: Testimonios desde la primera línea a un mes de las movilizaciones en Chile

19 noviembre, 2019


Vándalos, provocadores, violentistas, son solo algunos de los calificativos con los que se les ha descrito a quienes son parte de las movilizaciones ciudadanas desde la primera línea, esa que se mira cara a cara con Carabineros y que con capucha, antiparras y piedras, enfrenta el accionar represivo de las fuerzas de orden.

Conversamos con dos actores y testigos de este frente para conocer qué piensan sobre los prejuicios que se tienen sobre su rol dentro de las manifestaciones en las calles, cuál es la responsabilidad del Gobierno en esta crisis que ha dejado tantas víctimas de violaciones a los derechos humanos y cómo creen que podríamos salir de estos tiempos de agitación.

Nicole Senerman es comunicadora hace veinte años. Actriz, directora, docente, videasta, Nicole ha explorado desde distintos lenguajes su oficio y durante este mes de manifestaciones ciudadanas, ha estado registrando lo que acontece en ese prejuiciado y peligroso lugar que es la primera línea.

Sobre las razones de posicionarse desde ahí, Senerman señala que como tiene discrepancias tan grandes con los medios masivos, empezó a ver lo que estaba pasando en la televisión para entender cuáles son los mensajes que está perpetuando y “me pareció que lo que se muestra y la forma en que se está demonizando -sobre todo a la primera línea y la violencia, los saqueos y todos esos mensajes que muchos de nosotres creemos que son montajes y estrategias-, era súper importante de empezar a cuidar de cierta forma y para mí el cuidado en este caso tiene que ver con hacer un registro honesto”.

Lo que busca esta realizadora es tener una autoría estando de la forma menos invasiva y menos protagónica dentro de lo que es la primera línea y desde la calle en general, por ejemplo, “si hay alguien que está siendo entrevistado en mi red, esa entrevista está consensuada, está consensuado el subirlo a redes y tienen conciencia de la cantidad de alcance que tiene esa entrevista”, comenta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

12 de noviembre 2019. Santiago, Chile.

Una publicación compartida de Nicole Senerm̶a̶n̶ (@nicolesenerman) el

Describiendo lo que sucede en este punto de las manifestaciones, “trato de grabar lo que sucede lo más posible, trato de no acercarme tanto tanto pero las veces que me he acercado y que he estado en primera línea hay un nivel de compañerismo que es impactante”, indica Senerman.

A propósito de los niveles de violencia con los que ha obrado la fuerza policial, la comunicadora audiovisual relata que en un principio la sensación fue de ‘¿qué está pasando?’ y “mientras más empezaron a reprimir las Fuerzas Armadas sin ninguna justificación, obviamente la rabia guardada de años, la rabia de sus historias, de sus biografías, empezó a aflorar, entonces todas las injusticias a las que han sido expuestos y de las que han sido víctimas se vieron exacerbadas por esta violencia policial, por eso esta hueá explotó”.

Senerman continúa señalando con respecto a la violencia que “cuando tú estás frente a un grupo muy poderoso, malo y peligroso como es el poder del Gobierno y del Estado, cuando has tratado tanto tiempo de dialogar y nunca se te ha escuchado y cuando no tienes armas, la única arma que tienes es tu cuerpo, es tu fuerza (…) es como decirles ‘nosotros somos igual de peligrosos que ustedes y si estamos todos juntos, somos tan peligrosos que podemos destruir sus construcciones igual que ustedes han destruido nuestras posibilidades de construirnos’”.

Nicole cree que muchas de las quemas y saqueos responden a una historia de violencia desde el poder y que muchas veces estos son simplemente montajes. “Yo estoy ahí, yo veo cuando pasan las ambulancias y la primera línea se abre y pasan y se corren porque hay una organización social impactante. Y por supuesto que van a romper huevadas, por supuesto que van a incendiar huevadas, si es una rabia milenaria, una rabia de ver a tu mamá, a tus abuelos y yo creo que las personas que no entienden esto, en la mayoría, son personas que están en un nivel de privilegio desde el que no logran empatizar”, reflexiona.

“Estando en la primera línea no me siento desprotegida, es más, cuando yo he estado parada desde el lado de las Fuerzas Armadas -porque también me pongo en ese lado- me siento mucho más en peligro, primero que nada porque los piedrazos que llegan son efectivamente grandes, entonces estoy más proclive a recibir un piedrazo que recibir un perdigón, entonces ya no me paro al lado de los pacos. He aprendido que la gente de la Cruz Roja o que están ayudando ahí con lo que les llega, es un espacio bastante seguro porque también cuando ellos aparecen toda la primera línea empieza a apañar”, describe con detalle Senerman.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

12 de Noviembre 2019. Santiago,Chile.

Una publicación compartida de Nicole Senerm̶a̶n̶ (@nicolesenerman) el

Para la directora, sin la primera línea no habría manifestaciones, “la gente que está en la Plaza de la Dignidad no se podría manifestar, porque ellos lo que están haciendo es retener la represión, es decirle a esos huevones ‘no pasen, no pasen y dejemos que la ciudadanía se manifieste’”.

Lee también  Mario Desbordes, presidente de RN: "Si la gente no está alerta, muchos, sobre todo en mi sector, no van a hacer los cambios"

Frente a la pregunta de qué le diría a la gente que se resta de participar en estas manifestaciones ciudadanas, Senerman las invitaría a que salieran a la calle. “Una de las cosas peligrosas es cuando la gente empieza a armar sus imaginarios con las discursividades de los medios masivos, porque ellos son los que están demonizando al movimiento y en particular, a quienes se sitúan en la primera línea”.

Nicole es drástica explicando la disociación que existe entre las autoridades y lo que realmente sucede en nuestro país debido a que “este país no lo habitan, entonces cómo van a poder entender el lugar desde donde la ciudadanía se está manifestando (…) Pienso que esa plaza, la Plaza de la Dignidad se debería llamar Plaza del Lumpen, porque hay cosas que se tienen que dejar de tratar de separar por clases y por nombres, hay que cambiar el lenguaje. El lumpen del que hablan, son las personas menos privilegiadas y más abusadas en nuestra sociedad, entonces ¿cómo no van a tener rabia si tienen que endeudarse todos los meses para comer con una tarjeta?”.

Respecto a la figura de Piñera en todo este escenario, la directora dijo “voy a citar a mi amiga Nicole Mansilla, que el otro día me dijo ‘Nico, Piñera está solo’. Esa es la huevada. Piñera ya se convirtió en ese video que decía que al presidente hay que botarlo a la basura. Hay que botarlo a la basura, pero lo que pasa es que ahí entramos en una conversación muy larga que es ¿quién se va a quedar?”.

Senerman profundiza la reflexión diciendo que, al final, queda esta idea de plebiscito y que se llega a través de la paz. “Usan la palabra paz y es lo mismo. Pinochet hizo el plebiscito, entramos a la democracia, todo lo que quieras y ¿qué cambió? No cambió nada. Ahora claro, va a cambiar la Constitución pero simbólicamente lo que están haciendo es lo mismo. Y ese documento está firmado por Sebastián Piñera y él se va a adjudicar esto. ¿Y se va a adjudicar la violación a los Derechos Humanos? Porque eso no puede pasarse por alto sino se estaría haciendo lo mismo que ya sufrimos”.

Además de una nueva Constitución, la comunicadora cree que desde diciembre se debe subir las pensiones de los jubilados y pensionados, “tienen que ganar 500 lucas, el sueldo mínimo no lo puedes subir en 50 lucas, menos en 50 lucas brutas. El transporte tiene que ser gratuito para la tercera edad, los estudiantes y las personas que están con capacidades de movilidad reducida. Porque pienso que en el país donde vivimos donde se emocionan y lloran con la Teletón, podrían tener un poco de conciencia sobre lo que cuesta movilizarse con una silla de ruedas arriba de una micro y no estoy siendo paternalista, pero creo que hay que tener un poquito de empatía”.

Al finalizar, Nicole siente que en el fondo la fantasía es que los saquen a todos pero “sabemos que eso no va a pasar y ahí uno se pregunta qué va a cambiar realmente (…) pidiendo perdón, reconociendo las violaciones a los Derechos Humanos, diciendo los nombres de las personas que han sido asesinadas y de todas las personas a las que les han quitado sus ojos, se los han extirpado, se los han robado (…) eso es lo que tienen que hacer para que la gente considere salir de la calle, porque la salida de Chadwick fue invisible y al parecer ahora estando en la calle, esta Asamblea Constituyente -a la que más encima le cambiaron el nombre los de derecha para no perder- tampoco está sirviendo”.

Lee también  [Actualización] Lo que se encontró el INDH: "Tratos inhumanos, degradantes, crueles y (heridas de) perdigones y desnudamiento de mujeres"

Anónimo Artista Visual

Anónimo Artista Visual (AAV), se dedica a las Artes Visuales hace algunos años. Pidió no usar su verdadero nombre porque estar en este espacio de la resistencia reviste una gran responsabilidad, así que prefiere nombrarse de esta manera “para que se sepa que los artistas también movemos el culo”.

Artista señaló que antes de cualquier cosa es necesario revelar su origen y luego comenzar con las respuestas. “Me crié frente a Villa Francia en la comuna de Estación Central, por ende el tema de las protestas fue algo que normalicé durante toda mi vida. Mi padre me llevaba a fechas claves como los 11 de septiembre y los 29 de marzo”.

AAV fue estudiante de un liceo emblemático y caracterizado por su organización y sus manifestaciones: el Liceo de Aplicación. Ya estando en cuarto medio, como él relata, le tocó ser parte de la generación pingüina y decidió unirse a las protestas en cuanto supo. “Por mi manera acelerada de ver la vida, obviamente fui a ver qué estaba pasando adelante. Básicamente de sapo y fotógrafo amateur. Y lógicamente sentir la adrenalina que estar ahí te genera”, detalla.

A propósito de la represión policial, Artista mantiene una postura firme en describir a las fuerzas policiales como malévolas, como un verdadero enemigo, porque “lo único que quieren y buscan es la violencia desbordada”.

Para este primera línea el actuar de la policía desde que se inicia el movimiento hasta ahora es solamente más violento. Asegura que “se creen los protagonistas de este movimiento y solo la cagan” y señala que ellos “tienen protocolos obsoletos” y que claramente son “dominados por la élite política”.

Frente a la voluntad de vandalizar el movimiento por parte de la oficialidad y los grandes medios de comunicación, quien enfrenta con el cuerpo la represión, admite que es como cuando discutes con alguien y te violenta y te miente de inmediato. “Obvio que se van a agarrar y a darle como caja a la vandalización de todo. Pero creo que esta vez la tortilla se dio vuelta. Porque ahora la gente no cree en la TV ni en los políticos”.

“Mi tía Julia -dice Artista- ya no cree en eso y cuando tu tía, tu abuelita, tu primo huevón no compra, tienes a todos en contra de ellos y se genera lo que hoy estamos viviendo”. “Creo que la gente no justifica la quema de cosas, pero sí las entiende y las está entendiendo demasiado”.

Frente a la consulta de cómo ha visto el actuar de Piñera y de la clase política en el manejo de esta crisis, AAV responde tajante, “¡Asqueroso!”.

Sobre las expectativas puestas en esta lucha, Anónimo Artista Visual dice nunca haber creído en nada espiritual y que desde muy chico “siempre he creído que en algún minuto los humanes seremos una gran sociedad y podremos vivir con respeto. Espero que todos tengamos un futuro mejor, que toda la ciudadanía tenga voz y voto”.

A las personas que no conocen la función que tiene la primera línea y además también desconocen los peligros en ese punto, AAV les diría que no pasa nada y que él no se ha sentido particularmente protagonista. “Hay cabres que están ahí todos los días al pie del cañón. Desde mi mirada pasiva en primera línea no pasa nada, de hecho se crea una colectiva realmente organizada. Si te sientes mal, te sacan a la segunda línea con difusores para apaciguar el efecto de la lacrimógena. El apañe es increíble”.

Y por otra parte, a aquellos y aquellas que se restan de participar en las manifestaciones, Artista les diría que “muevan el culo, que caminen un rato y que se enteren de que su presencia es fundamental”.

“Esto va a continuar hasta que no se hagan cambios realmente estructurales”, manifiesta Artista y es claro en decir que la gente ya abrió los ojos, que el pueblo entendió y que por primera vez ve educación cívica desde la ciudadanía y no desde una academia o desde la clase política. “Somos un gran Caballo de Troya y si no nos escuchan, les vamos a explotar desde adentro”.

*Foto Portada: Javier Vergara

19 noviembre, 2019

Más actualidad

Entrevistas

Macarena, la mujer con baja percepción visual que recorre las marchas con agua de laurel

28 noviembre, 2019

Entrevistas

El mundo de la cultura reflexiona sobre el Acuerdo por la paz social y la nueva Constitución 

26 noviembre, 2019

Entrevistas

“Somos un gran Caballo de Troya”: Testimonios desde la primera línea a un mes de las movilizaciones en Chile

19 noviembre, 2019

RECOMENDADOS

Antonio Skármeta recomienda: Muertes y maravillas

RECOMENDADOS

Hernán Rivera Letelier recomienda: Adán Buenosayres

RECOMENDADOS

Maria Elena Dressel recomienda: Maniac