Entrevista

Alcalde de Osorno no ha tomado agua de la llave desde que inició la crisis

23 julio, 2019


El 11 de julio se inició la pesadilla para los habitantes de Osorno que dejó a 49 mil personas sin suministro de agua potable por más de 10 días, bajo la responsabilidad de Essal y la descoordinación de las autoridades. La confusión aún no termina.


Después de doce días, Jaime Bertín, alcalde de Osorno (DC) dice que la crisis de abastecimiento está superada. «En algunos sectores está llegando débil la potencia del agua, pero ya se ha restablecido yo creo que en un 99%, una cosa así», calcula.

Durante casi dos semanas los osorninos tuvieron que recurrir a camiones aljibe municipales y de empresas privadas para poder abastecerse de uno de los recursos naturales más importantes para el ser humano: agua.

En el proceso ha reinado la confusión entre los habitantes y las autoridades que no dimensionaron la magnitud de la catástrofe. El día miércoles 17 de julio, el presidente Sebastián Piñera viajó a la zona y lo comunicó a través de su cuenta de Twitter, asegurando que el agua potable ya estaba disponible en toda la zona.

Sin embargo, ese mismo día la empresa Essal comunicó a través de la misma red social que se iniciaría un nuevo corte de suministro de agua potable, que se extendería hasta el día siguiente. El jueves, la empresa mediante un comunicado informó que en realidad la reposición sería gradual por «alta demanda».

Después de idas y venidas, el mismo día jueves apareció ante las cámaras Karla Benavides, administradora de la Municipalidad de Osorno y calificó como un show las declaraciones de Piñera.

«La gente tiene desconfianza producto de todas las cosas que ocurrieron durante esos diez días que estuvimos complicados con la entrega del agua», dice el alcalde en entrevista con La Clave. «Yo creo que se perdió la fe pública en el momento que salen las autoridades y dicen que el agua es potable y está apta para el consumo», agrega Bertín.

Lee también  Giorgio Jackson: "No hemos puesto énfasis en lo que hemos estado de acuerdo con el Gobierno"

—¿Faltaron a la verdad?

«Yo creo que no, pero la gente no está tranquila producto de todo lo que pasó. Las confianzas no son producto de una declaración pública ni nada por el estilo, las confianzas nacen y se crían en el tiempo».

—Pero hay razones para desconfiar.

«Sí, tienes razón. Lo último que ocurrió fue que la seremi de Salud, Scarlett Molt, salió diciendo que en un estanque de agua del Cesfam del sector Rahue Alto estaba contaminada con coliformes fecales (bacterias de origen animal), pero le pedimos los análisis y no los mandó. Después ella misma salió diciendo que no eran coliformes fecales, sino totales».

—¿Y eso qué es? ¿No es dañino?

«Hay una diferencia entre uno y otro, las fecales tienen origen en la feca de los animales y los totales no vienen precisamente de esa fuente».

—¿Pero son desechos orgánicos?

«Sí, pero los efectos que producen son totalmente diferentes, no entiendo mucho en esa parte. O sea, todo este tiempo hemos repartido agua que la misma empresa Essal nos entrega y que íbamos a buscar al poblado de Kolbe, si el agua hubiera estado contaminada habría pasado algo».

Según información publicada por la División de Salud Pública de Carolina del Norte (Estados Unidos), los coliformes totales en el agua indican que el pozo del que proviene está contaminado con excremento o desechos de alcantarillas y tiene potencial para causar enfermedades.

Osorninos marchan en el centro de la ciudad

—¿Los camiones aljibe han sido chequeados de manera sanitaria?

Por supuesto, tenemos el control, las fichas de revisión, tenemos los horarios, los choferes, todo.

Lee también  Alcalde de Osorno: "Viene el Presidente a decir que se solucionó el tema y quedamos exactamente en las mismas"

—¿Esa información es pública?

Sí, claro.

—¿En dónde está para poder verla?

No sabría decirte, pero si las personas llaman al encargado de Salud, Jaime Arancibia, él tiene la información.

—¿Usted ha tomado agua de la llave?

Mmm no, la verdad es que no, tomo agua envasada todavía.

—¿Usted tampoco confía en el agua que está saliendo?

Bueno, yo también tengo desconfianza igual que el resto, soy un ser humano igual que las otras personas, por eso mis aprensiones. Pero no quiero obrar por una cosa de sentimiento o de parecer, yo que tengo que estar tomando decisiones permanentemente, tengo que obrar de acuerdo a datos técnicos, parámetros, análisis y cosas por el estilo.

Bertín se declara a favor de caducar la concesión de agua a la empresa Essal. «Creo que las faltas ya son demasiado grandes y sin lugar a dudas hay que tomar decisiones drásticas», asegura. «No sé si hay más empresas que podrían prestar un buen servicio porque las concesiones las entrega el Estado y es quien tiene que hacer el llamado. No sé cómo es la forma que hacen las licitaciones», dice el alcalde.

—¿No le han pedido la opinión?

No, todas las concesiones de agua son a nivel nacional no local, eso lo ve el Estado.

El alcalde también explica que como municipalidad tenían pensado seguir repartiendo agua en camiones aljibes hasta el fin de semana, sin embargo, dice que la autoridad sanitaria y Essal le informaron a través de un correo electrónico que el punto de abastecimiento para los camiones cambió. «Ahora tendríamos que ir a buscar agua a la comuna de San Pablo y no podemos llegar hasta allá con los camiones, ahí la cosa se complica», puntualiza.

La crisis en Osorno aún no tiene fecha de término y este martes los funcionarios municipales del sector de salud anunciaron a través de un comunicado el inicio de un paro de 48 horas para exigir nuevos estudios que certifiquen la calidad del agua potable en la zona.

*N.de E.: Hasta el momento de publicación del artículo no fue posible contactar con Jaime Arancibia vía telefónica.

23 julio, 2019

Más actualidad