Política

¿Qué debemos decirle a nuestros niños cuando Piñera nos dice que “estamos en guerra”?

22 octubre, 2019


Durante una conferencia de prensa realizada por diferentes ministros ayer en la mañana en el Palacio de la Moneda, la ministra de Educación, Marcela Cubillos, eludió una pregunta que a la luz de la grave situación que vive nuestro país cobra mucho sentido: ¿Cómo le explicarías a un niño, por ejemplo, un estudiante de cuarto básico, que el presidente hable de que estamos en una guerra?

El silencio de Cubillos parece expresar otra zona oscura en toda esta crisis, en medio de imágenes de calles militarizadas y de anuncios de toques de queda, los niños y adolescentes son esa parte de la población que se ve resentida y que necesita más atención, más contención y adultos mejor preparados para guiar todo el caudal de información.

Los expertos aconsejan

Sobre este asunto el psicólogo, Diego Romero, señala que lo primero que hay que entender es que los niños, niñas y adolescentes, contrario a lo que la mayoría de la gente podría pensar, son capaces de interpretar de manera sutil su entorno y de posicionarse de manera crítica respecto a lo social en el Chile actual. “Como diría Humberto Maturana, ‘cuando un niño hace una pregunta, es un regalo maravilloso que nos hace’ esto porque, en este acto muestra toda la creatividad y curiosidad respecto a lo que sucede a su alrededor y va a depender de las respuestas que nosotros demos si abrimos o no el espacio de reflexión que merecen tener”, afirma el profesional.

Romero sostiene que es necesario que este espacio creativo y reflexivo siempre se dé en el lenguaje que el niño, niña o adolescente logre entender según su edad. “También sucede que ellos probablemente no van a verbalizar la emoción que sustenta algún comportamiento, podría pasar que en estos días pidan cosas que no acostumbran a pedir, por ejemplo, dormir junto a sus padres, tener compañía al llegar la noche, esa es una forma en que ellos podrían manifestar el miedo que genera el bombardeo de información”.

“Como adultos es importante ser el filtro de toda la información que llega por televisión y por redes sociales a las cuales se ven expuestos los niños, es importante no mentirles, pues son personas, y sin asignarle un nombre, saben que algo ha cambiado”, comenta el psicólogo y agrega que para esto es bueno explicar qué son los “cacerolazos”, porqué la gente los hace, explicarles de que la razón de que exista mayor contingente policial y militar se debe a algo excepcional y explicarles también de que haya gente manifestándose en las calles, es algo que todas las personas tienen como un derecho.

Lee también  Van Rysselberghe: "La gente cree que los políticos debemos desaparecer"

Romero concluye sus comentarios recomendando que hay que estar atentos a las inquietudes, malestares o dudas que puedan tener los niños y adolescentes y que es vital reparar en ellos para que estos cambios en la rutina diaria no generen una sintomatología más compleja. Sugiere que la expresión de estas emociones pueden ser guiadas a través de juegos o actividades artísticas y concluye que “si tú mantienes la calma frente a situaciones de estrés o donde se ve afectada la rutina, los niños y niñas se sentirán seguros y percibirán esta calma como una manera adecuada de actuar”.

Foto: Mauricio Méndez

Andrea Bórquez, profesional de la Defensoría de la Niñez, señala que “particularmente nos preocupa las situaciones que puedan estar enfrentando los niños y adolescentes y desde ahí lo que hemos formulado son algunos consejos para que los adultos que se relacionan con niños a quienes tienen a su cuidado, puedan entender lo importante que es que esta situación involucra ciertos desafíos (…) Por una parte, que uno como adulto procure mantener la calma, a pesar de la situación difícil que se enfrenta, para poder transmitirle a ellos espacios de tranquilidad y explicarles que es una situación difícil y hacerlo con palabras que ellos comprendan”.

Bórquez es clara al indicar que es importante que ellos entiendan que esta no es una situación habitual, que tiene carácter de excepcional y que por lo tanto es una situación que no va a durar para siempre, “porque eso les podría provocar ansiedad y generar algún impacto negativo en la situación que están viviendo”.

Para la profesional, un tema súper importante es que en razón de la información que se produce, en particular a través de la televisión, se pueden apreciar hechos de violencia que obviamente si son visualizados o vividos por los niños pueden tener un impacto en su situación emocional y en su desarrollo, “por lo tanto lo que aconsejamos es que ojalá los niños no estén expuestos a esas situaciones ni de manera directa -que es fundamental- ni de manera indirecta a través de la televisión o las redes sociales”.

Lee también  Patricia Muñoz: "La represión policial a los adolescentes no es algo que se inició el 18 de octubre, se viene extendiendo hace tiempo"

Andrea continúa señalando que “cuando son más pequeños, si esta situación los agobia y quieren a pesar de tener sus piezas, dormir con sus papás o con los adultos que les cuidan, déjenlos. Las restricciones en estos momentos no son buenas porque es muy probable que ellos estén observando situaciones que no están acostumbrados a ver y les pueda provocar ciertos temores que puedan ser abordados debidamente y ojalá desde el afecto, desde el apego, desde el cariño”.

Entendiendo que estamos en Estado de Emergencia, claramente hay ruidos que no escuchamos habitualmente, ruidos de helicópteros o ruidos de balazos, ante eso la profesional indica que a los niños hay que explicarles la situación “pero teniendo el cuidado de darle algún sentido y reforzar desde ahí conceptos que interesan en términos de la crianza como que la violencia no es el camino o que ellos estarán protegidos por sus familias (…); es imperativo no exponer a los niños a situaciones que puedan implicar violencia directa, que puedan implicar acciones policiales o militares que pudieran afectarlos directamente en términos físicos y en términos sicológicos”.

Bórquez concluye diciendo que “desde la Defensoría creemos que la comunicación, la conversación y el hacer partícipes a los niños y adolescentes de las situaciones que vivimos es un asunto fundamental, porque ellos tienen derechos en ese sentido, porque es importante que ellos tengan espacio a ser oídos y puedan contar lo que les está pasando y puedan encontrar contención, afecto y apoyo en quienes los rodean”.

La ONG penquista, Amaranta, especializada en temas de Género, Cultura, Interculturalidad y Medioambiente, elaboró una interesante guía -con consejos de la profesional de la Defensoría de la Niñez, Patricia Muñoz García- para quienes viven con niñas y niños pequeños y cómo enfrentar este Estado de Emergencia y aquellos mensajes desafortunados como el que viene proponiendo el presidente Piñera desde el inicio de esta crisis.

22 octubre, 2019

Más actualidad

Entrevistas

“Somos un gran Caballo de Troya”: Testimonios desde la primera línea a un mes de las movilizaciones en Chile

19 noviembre, 2019

Entrevistas

Tres versos para una historia: Distintas generaciones reflexionan sobre cinco demandas del Chile movilizado

12 noviembre, 2019

Entrevistas

Luis Marín sobre Kast: “Este tipo de gente no ayuda en nada, si queremos volver a la calma, él no contribuye”

31 octubre, 2019

RECOMENDADOS

Gepe recomienda: Lemebel

RECOMENDADOS

Ignacio Socías recomienda: Fleabag

RECOMENDADOS

Gianluca recomienda: True Detective