Sociedad

Disminución de la jornada laboral y salud mental: Con el reloj a favor

30 agosto, 2019


La sobrecarga laboral puede derivar, entre otros, en fatiga, depresión, estrés y trastornos del sueño, que a largo plazo se pueden convertir en enfermedades crónicas. Solo en 2018 se presentaron 944 mil 627 licencias a causa de enfermedades mentales.


“La jornada de trabajo es una de las demandas históricas de los trabajadores. Aquella se ha reducido desde los tiempos de la revolución industrial hasta el presente, logrando la reducción a ocho horas diarias (como promedio mundial) a un máximo de 10 como es el caso chileno. Sin embargo, los tiempos siguen cambiando y es necesario ir acorde a los tiempos cuando suponen un mejoramiento de la vida de las personas”, dice el primer párrafo del proyecto de ley que reduce la jornada de trabajo.

La iniciativa presentada por la diputada (PC) Camila Vallejo en el año 2017 busca reducir la jornada laboral de 45 horas semanales a 40. La idea de legislar de este proyecto será votada en la Comisión de Trabajo este próximo lunes 2 de septiembre.

“(…) En concordancia con la vida moderna y sus exigencias, la jornada de trabajo de un máximo de 45 horas semanales no permite a los trabajadores desarrollar una vida familiar o disponer de tiempo libre para educarse o entretenerse de una manera que no implique someterse a la precariedad del descanso y a las variadas formas de embrutecimiento que rigen la vida actual“, continúa el primer párrafo.

Según el doctor e impulsor del plan Auge, Hernán Sandoval, los trabajadores chilenos son más propensos a desarrollar enfermedades crónicas no transmisibles y problemas de salud mental por la extensa jornada laboral a la que están sometidos.

“En las grandes ciudades de Chile los trayectos hacia el trabajo son entre una y dos horas de ida y vuelta, por lo que diariamente hay tres horas que están comprometidas en el trayecto. En la práctica esto significa que hay que sumarle 15 horas a la jornada laboral, o sea que en realidad se dedican 60 horas semanales solo al trabajo”, explica Sandoval, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de las Américas.

Lee también  Debut feliz: Chile goleó a Japón y comenzó con el pie derecho en la Copa América

“Esto en una época donde dominan las enfermedades crónicas no transmisibles como la hipertensión, la diabetes, la depresión y problemas de salud mental, realmente no hay espacio para que la gente tenga posibilidad de salir de esas condiciones”, asegura.

Jimena Carrasco, doctora en psicología social y académica de la Escuela de Terapia Ocupacional de la Universidad Austral, explica que el vivir solo para trabajar produce que la vida misma comience a perder sentido.

“La sobre carga laboral puede tener efectos en la salud como fatiga, depresión y estrés porque las personas no tienen tiempo para hacer ninguna otra cosa que no sea trabajar, ese es el tema de fondo”, detalla. “Además, la falta de sueño acumulada puede generar deterioro cognitivo porque durante el sueño el organismo se repara, si eso no alcanza a ocurrir, se va acumulando y puede generar daños”, agrega.

“Se supone que el trabajo es un medio para obtener recursos que permitan desarrollar otras actividades. Cuando la vida se vuelve solo trabajar impacta en el sentido que finalmente se le encuentra a la existencia y eso explica los cuadros de depresión que son frecuentes actualmente en Chile”, asegura.

Según cifras del Ministerio de Salud, el año 2018 las licencias médicas por enfermedades mentales llegaron casi a un millón. En el año 2013 se ingresaron 616.942 licencias por enfermedades como depresión, estrés y ansiedad, mientras que el año pasado la cifra subió a 944.627, un aumento de 53%. En tanto, desde el año 2015 los problemas mentales son los que más han generado licencias médicas.

Fuente: Ciper

“Desde hace diez años estoy planteando que la mejor política pública en Chile para disminuir el peso de las enfermedades crónicas no transmisibles sería una disminución de la jornada de trabajo”, dice Sandoval.

Lee también  Apropiaciones de niños y niñas: Justicia y reparación para crímenes de lesa humanidad

Para Claudio Reyes, terapeuta ocupacional y académico de la Universidad Andrés Bello, es sumamente riesgoso para la salud de los trabajadores las extensas jornadas laborales que hay en Chile.

“Todo estrés sostenido en el tiempo es altamente tóxico y tendrá a largo plazo efectos sobre las estructuras biológicas del cuerpo, afectando sus diferentes funciones. Sumado a esto, la mente es altamente poderosa y cuando está agobiada, sobre exigida y cansada lo manifiesta como dolor crónico, afecciones asociadas a la musculatura o al funcionamiento de diversos órganos y sistemas de nuestro cuerpo”,  detalla.

Reyes también pone énfasis en que el agotamiento incluso podría estar relacionado con mayor accidentalidad. “En cuanto a la salud mental, el exceso de trabajo puede provocar desde situaciones complejas como el manejo del estrés hasta alteraciones emocionales y del ánimo, cuadros ansiosos que dificulten no solo su desempeño laboral sino que impacten también en su vida personal y en todas aquellas áreas de la vida de un ser humano”, asegura.

Según Carrasco y Reyes, trabajar una hora menos diaria es el comienzo para mejorar la calidad de vida de las y los trabajadores. “Hay una deuda pendiente con la posibilidad real de acceso a instancias de esparcimiento, estar en familia, tener áreas verdes, lugares de recreación que no impliquen un gasto y las posibilidades que tienen las personas de realizar actividades reconfortantes”, dice la psicóloga.

“Me parece importante que a lo menos se comience a discutir la temática y a relevar que una jornada laboral extensa en tiempo no asegura mayor trabajo o calidad, al contrario, pareciera impactar en el desempeño de los trabajadores de forma negativa, calidad no necesariamente es cantidad”, agrega Reyes.

El doctor Sandoval explica que en Chile prácticamente el 90% de la población mayor de 18 años se declara sedentaria. “No hacen ninguna actividad física, esto es enorme, y cuándo se les pregunta por qué no, más de la mitad de los chilenos responde que no tienen tiempo”.

30 agosto, 2019

Más actualidad

Entrevistas

Tres versos para una historia: Distintas generaciones reflexionan sobre cinco demandas del Chile movilizado

12 noviembre, 2019

Entrevistas

Luis Marín sobre Kast: “Este tipo de gente no ayuda en nada, si queremos volver a la calma, él no contribuye”

31 octubre, 2019

Entrevistas

Pato Cornejo y la nueva Copa Davis: “Hasta que no se termine, no vamos a saber exactamente si es bueno, malo o regular”

18 octubre, 2019

RECOMENDADOS

Gepe recomienda: Lemebel

RECOMENDADOS

Ignacio Socías recomienda: Fleabag

RECOMENDADOS

Gianluca recomienda: True Detective